sábado, 9 de diciembre de 2017

Brunito

Brunito tiene 6 años. En 3 días cumple 7. Este año comenzó con muchas ilusiones su primer grado y solo pudo ir la primera semana. Brunito está enfermo. Brunito necesita un trasplante de médula. Para uno que no sabe sobre el tema, no parecería complejo, hay millones de personas en el mundo, ¿Cómo no se iba a conseguir una compatible?. No, todavía no se consigue. A la fecha, Brunito necesita CUARENTA dadores de sangre, nuevamente uno pensaría “pan comido”. Pero NO, luego de miles de “RT” y “Me Gusta” y darle a compartir, y contestar muchísimas preguntas sobre horarios y lugar de donación, Brunito solo consiguió NUEVE donantes de sangre.
¿Porqué? Creo que sería una buena pregunta como para comenzar a cambiar esta situación.
Porque aparentemente todo mundo se ha vuelto egoísta y muy pocas son las personas que se ponen en el lugar de ese niño lleno de sueños, de esa familia que espera un “milagro” que sería mucho más fácil de alcanzar si esto cambiara un poco.
Porque las instituciones que deben encargarse de que ese “milagro” de darle vida a Brunito se haga real se han aletargado, se han insensibilizado frente al dolor que pueden llegar a ocasionar por su inacción.
Personalmente me he acercado al banco de sangre local y me han manifestado que no es posible realizar una extracción de sangre aquí y enviarla en un “avión sanitario” porque desde Buenos Aires, donde está internado Brunito, les rechazan el envío y que esto ya les ha sucedido en varias ocasiones.  
¿Qué está pasando? ¿Qué nos está pasando?
Mientras tanto, Brunito espera…

martes, 25 de abril de 2017

¿Qué nos pasa con la basura?

Vivimos en una ciudad donde hay momentos en los que la basura nos pasa por encima. En nuestro barrio pusieron otra vez un “container” donde los vecinos podemos tirar nuestra basura. El tema es que cada 3 horas (reales) queda rebalsando cuando todos sabemos que para sacar la basura hay un horario estipulado.
Ayer aparentemente volcaron la basura que tenía dentro a un costado y siguieron cargando cosas inservibles dentro del mismo. Esto pasó una media hora antes que se largue el tremendo aguacero que cayó sobre la ciudad. También todos sabemos que la basura que está tirada por la calle tapa los desagües haciendo que nos inundemos, cosa que nos pasó. 
El “container” está ubicado en el estacionamiento de un hospital público, al frente tenemos la comisaría, la banda de música de la policía, el comando y el 911 y nadie vio cómo fue que la basura terminó toda desparramada. 
Hoy el día estuvo plagado de gente quejándose con el agua hasta las rodillas, políticos sacándose fotos “junto al pueblo” prestando colaboración. Pero ¿nadie puede prever esto?, si la basura se saca a la noche y solo ponemos una bolsita para el camión recolector, y cuando colocan un “container” se hace un mini-basural al lado, es porque vivimos entre la mugre. No me digan que no. 


sábado, 10 de diciembre de 2016

La que decide

Viene una pareja a ver un producto que vendo,  desarrollo toda la estrategia de venta y el tipo me dice: “bueno,  excelente, lo hablo con ella que es la que decide y te avisamos”.
Voy a la casa de un matrimonio amigo, y el niño rompía las bolas en forma contundente por salir a lo que el padre contesta: “Yo no tengo problemas, pero pedile permiso a mamá”
Yo mismo, caminando con hija, vemos en vidriera un vestido que le gusta al mismo tiempo que empieza a pedir que se lo compre, a lo que yo digo: “espera que le mando una foto a mamá a ver que dice”. 
¿Qué nos pasó? 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El Pasado

Todos saben que tengo un tío. ¿Quién no lo tiene?, pero el tema es que como generalmente los tíos son ese tipo o tipa piola que te acompaña siempre con buena onda, el mío no. El mío es esquizofrénico y por esas cosas viví casi toda mi vida en su casa. Ahora hace tiempo que no nos vemos, no porque yo no quiera, todo lo contrario, sino porque el desarrolló cierta afición a la violencia hacia mí.
Ahora bien, desde el asilo mental donde vive, me han llamado diciéndome que pide verme y mañana se ha acordado la reunión, médicos psiquiatras, enfermeros, una asistente social y varias personas más van a estar presentes.
A veces el pasado más tremendo te sigue salpicando.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Violencia Machista 01

El otro día hablando con Hija, si acá todos saben que tengo una hija de cinco años, pero no está demás repetirlo, le planteo una serie de preguntas sencillas y la prueba salió más o menos así con las respuestas que ella dio:
1)      ¿Quién tiene que cocinar?
-          Mamá.
2)      ¿Quién tiene que lavar la ropa?
-          Mamá.
3)      ¿Quién tiene que limpiar la casa?
-          Mamá.
4)      ¿Quién tiene que trabajar afuera?
-          Papá
Todas situaciones resueltas por ella con respuestas contrarias a las cosas que ve en casa, y que más bien se asemejan al caso típico de una familia del siglo pasado. Todos saben que estoy casado con una mujer profesional y creo tener ideas y actitudes bastante modernas en cuanto a colaborar con la casa, crianza, limpieza y demás.
Entonces, ¿Qué fue lo que falló para recibir esas respuestas? ¿La escuela?, ¿mucho ver “princesas Disney”?, ¿yo mismo? Todavía no lo sé, pero espero poder corregir urgente esta situación.

domingo, 23 de octubre de 2016

Violencia Machista

Muchas veces los hombres somos víctimas de nuestra propia violencia machista generada por nuestras acciones que nos pintan de cuerpo entero y nos transforman inmediatamente en “boludos discutiendo sobre el color de la naranja”.
Esto me sucedió el otro día. Llevo el secarropa a arreglar y el “técnico especialista” me dice, sin ningún tipo de disimulo: Tenés que decirle a tu mujer que no le meta tanta ropa dentro. Violencia machista strike one.
Dolido, por el menosprecio demostrado por el sujeto acerca de no saber diferenciar la cantidad del ropa del volumen del secarropa, y porque también la ropa la lavo yo, contesto: No, eso no es, porque la ropa la lavo y la seco yo, ¿o vos sos tan infeliz que tenés que esperar que te lave la ropa una mujer?. Violencia machista strike two.
No se si toqué alguna fibra íntima, pero el sujeto me responde: A mi la ropa me la lava mi mamá.

Salí dejándole el secarropa para la reparación y convencido que no vale la pena entrar en este tipo de discusiones y menos si el otro tiene 58 años y tiene que esperar que la mamá le lave los calzoncillos.

lunes, 15 de agosto de 2016

Sin Internet ¿hay vida?

El 28 de julio palmó mi conexión. No me puedo quedar de ella, 15 años de fidelidad así lo ameritan. Quince años en los que no he tenido ninguna mejora en la misma,  quince años en los que la empresa prestadora no hizo ninguna obra para mejorar la velocidad o algo aunque sea. 
Esto seria una anécdota o un número más o menos en el caso de considerar a los usuarios conectados. Pero,  ¿Qué nos provoca no tener Internet? En mi caso, la crisis es profunda,  casi es como quedar sin trabajo,  tremendo. La desconsideración de la empresa prestadora suma consecuencias funestas,  la incertidumbre sobre cuando me van a restaurar el servicio es pasmosa. Igualmente como en una adicción o una enfermedad llega el momento en que uno lo acepta y empieza a pensar que no es tan malo. La libertad y el tiempo que uno recupera es invaluable. En fin,  veremos como sigue esto.