sábado, 28 de enero de 2006

casamiento


Hoy se casa mi amigo Ariel, y allá voy (Saenz Peña) como invitado, por eso este post va dedicado para el, que está por vivir una de las experiencias más hermosas que puede tener un hombre en su vida, el casamiento, je je je, el se casa y yo miento, je je je…
No, hablando seriamente, el casamiento es como una piedra angular, aunque depende del uso que le demos, aunque algunos bien podrían atarse esa piedra al cuello y tirarse al río, otros recordamos (y mucho me ha pasado) todas las promesas que hicimos en la Iglesia ante Dios, y esa piedra se transforma en un amarre donde podemos sostenernos cuando nuestra vida va a la deriva…
Querido Ariel: espero entiendas la brevedad de este mensaje, es que te escribo mientras cocino, plancho la ropa para estar presentable esta noche, pongo la mesa, termino de inflar las gomas del auto, lavo los pisos para no volver y encontrar la casa hecha un desastre, preparo el mate para llevar al viaje, pongo el agua a calentar para luego del almuerzo y lavar los platos poder bañarme, y todo ello mientras mi media naranja reposa porque anoche se cruzó hasta el corso con una amiga y volvió como a las cuatro de la mañana… Ah!!! Las delicias de la vida conyugal!!!!!...
Y ahora si enserio, TE DESEO QUE SEAS MUY FELIZ…
Y para los que creían que este blog no daba ningún beneficio, como habrán observado la imagen que ilustra este texto, es la tarjeta de invitación a la fiesta, por cortesía de este blog, pueden imprimirla para colarse en la fiesta…. Je je je…

Publicar un comentario