miércoles, 17 de diciembre de 2014

Inocencia

Esta mañana estaba apurado, subí a un remis y fue con traspasar ese portal misterioso donde una especie de elfo místico tiene la llave de tu destino. El remisero. Cumplidos los saludos de rigor, veo que debajo de su asiento tenía un billete de $5 pensando en aplicar el truco de la zapatilla desatada optó por la opción honesta y se los devuelvo cosa que me agradece. La sigo jugando de honesto con un: "yo siempre aviso cuando me dan mal el cambio también" y el sigue agradeciendo. Y entonces se produce un diálogo más o menos asi:
- Lo que da bronca es cuando no te agradecen. Ay fui a devolver una tablet y no me dieron ni las gracias.
- Me imagino, y ni que hablar de pagarte el viaje.
- No, entonces cuando se metió para adentro le golpee la puerta y le pedí que por lo menos me diga gracias, y la mina me contesto que no tenía nada que agradecer si la tablet era de ella.
- uh! Que garrón, encima de que le devolviste la tablet, también le devolviste un montón de información, fotos y archivos que tenía ahí.
- Si, tengo un compañero que devolvió un teléfono de esos nuevos y el tipo le dijo,  "mostrarme tu celu"  y ve que era una poronga, Le sacó su chip y la memoria y le regaló el aparato y se fue contento.

Así es la vida y los misterios de la gente crédula.

martes, 16 de diciembre de 2014

Córdoba

Año de viajes. Colectivos, taxis, terminales, en fin, viajes de cabotaje. Pero en definitiva tremendamente disfrutables. Año de viajes. Colectivos, taxis, terminales, en fin, viajes de cabotaje. Pero en definitiva tremendamente disfrutables. Con mi hija hemos recorrido kilómetros descubriendo cosas y vida, Córdoba, Buenos Aires, Mar del Plata fueron algunos de los lugares visitados. Mi esposa hace un curso en Córdoba y allí es donde vamos una vez por mes, acompañando en familia su esfuerzo y mostrándole a la niña que la vida siempre es algo más. Así es que recuperé amigos que se fueron a vivir allá, a mi prima Lilí a quien hace más de 25 años no veía. Muchas caminatas comenzando con interminables visitas al zoológico, recorrido de parques, viajes a Carlos Paz y su aerosilla, muchos amigos nuevos, muchas experiencias nuevas. Córdoba sumó un plus a este año e hizo que valga la pena.