domingo, 25 de noviembre de 2007

Barranqueras


Hoy la envidia llegó hasta niveles infinitos. Por supuesto, todo sanamente porque se lo merece, pero bien podría haberme pasado a mí, pero bueno, la cosa es así. La madre de Nora, (compañera de estudio de mi esposa), viene a vivir a Barranqueras y consiguieron alquilar la casa que ilustra este post, el muro que se ve cierra un patio enorme con hamacas para niños, frondosos árboles, un glorioso asador y mucho espacio de sobra. La casa en sí, se aprecia que tiene un techo a dos aguas y una muy linda pinta (por fuera, ya que no pudimos entrar). Y lo mejor de todo es que está en una esquina que tiene una maravillosa vista, si… está al frente de una laguna. Un lugar hermosísimo, con gente muy amable para ir de visita. Ah!!! Me olvidaba, todo esto por $ 500 al mes, que bien valen la pena pagar por vivir en ese lugar, sin ruidos, casi sin gente, alejado de la ciudad y a plena naturaleza.-
Overflow: como notarán cambié la ubicación de las fotos, bueno no se porqué blogger no me deja más hacerlo como estaba acostumbrado.-
Overflow 1: Me reí muchísimo de esta patada voladora.  

Publicar un comentario