martes, 24 de marzo de 2015

Historias de Corrientes


Resulta que hace mucho tiempo, donde ahora hay un local de quiniela, había una carnicería acá en Corrientes, que en su momento fue bastante popular, “El Gauchito Gil” se llamaba. Estaba ubicada por Avenida Ferré casi España, por la banda norte, justo al lado de un templo evangélico, el cual a su vez antes fue un cine, pero esa es otra historia. El tema es que viene un día el dueño de la carnicería y se le ocurre pintar en SU pared una imagen del Gauchito Gil, coincidiendo que toda la vista de la imagen iba a ser para el lado del templo. Después de varias peleas, discusiones y demás sobre que la imagen era suya y de su pared, y no la podían tocar, el Pastor que estaba en ese momento se puso como loco y con su comunidad deciden levantar el murito ese, que se ve en la foto, pegado a la pared de la carnicería, solo para taparlo al “Gaucho”. Por eso es que si alguna vez esa pequeña pared cae, verán al Gauchito Gil emerger de entre medio de los ladrillos.

Publicar un comentario