martes, 29 de septiembre de 2015

Presencias

Los niños suelen reemplazar a los padres cuando mueren por montones de personas cercanas, cada una de ella llenando una parte de ese hueco tremendo que dejó la persona que se fue. Y que luego,  de golpe, también se van yendo, y es por eso que a pesar de la distancia que el mismo tiempo nos ha impuesto, también nos duelen un poco porque todavía seguimos despidiendo a ese padre o madre ausente. 
Es inconsciente y es autodefensa ante la ausencia. Hace pocos días se ha ido el último de los hermanos de mi abuela que quedaban vivos. Y en cierta forma el rellenó el agujero tremendo que hubo en mi alma cuando murió mi madre. Solo por eso esto quiere ser un enorme GRACIAS.

Publicar un comentario