miércoles, 16 de diciembre de 2015

Pisteando

Esta mañana venía pisteando como un campeón por San Lorenzo, y justo da rojo el semáforo que corta por 3 de abril. Paro y aparece un extraño sujeto y se pone a cantar al lado del cochazo. Termina y entonces le pregunto si vendía algo, ya que me había caído simpático. A lo que el tipo, peinado a la gomina, me contesta: “Esta mañana hablé con Jesus, yo soy muy creyente, y El con su inmenso amor me dijo, cantá, y cantá mucho para alegrarles el día a todos los que te cruces por la calle, sobre todo a los que más cara de culo tengan.”

Publicar un comentario