viernes, 18 de agosto de 2006

cuidadora

Esta semana fue la semana de las 100 cosas por día, porque más o menos esa era la cantidad de cosas que tenía que hacer por día (de todo menos escribir en este blog)... tuve que mudar a mi abuela, como ya lo dije, y también que cambiar a la cuidadora porque la que estaba no daba para más... el meollo de la cuestión es que esta buena señora anduvo proclamando por todo el barrio que yo no le pagaba el sueldo (cosa que es una siniestra mentira) y con ese versito le pedía prestado dinero a todos los vecinos, entonces cuando yo llegaba al barrio todos me miraban con cara ortiana, cuando fui a devolver las llaves de la vivienda que alquilaba, una turba furibunda de vecinos me increpó preguntando por la cuidadora en los siguientes términos...

vecinos: ¿y la señora???
yo: no viene más, ya le pagué todo (un día antes de que cumpla el mes) y por fin me la saqué de encima...
vecino uno: Pero si ella nos dijo que Ud. no le pagaba, y yo le presté $ 25 que no me devolvió...
vecino dos: Si, yo también le presté $ 30...
vecino uno: Si, y la señora de acá a la vuelta le prestó más...
yo: lástima que no me dijeron, sino yo no le pagaba y le descontaba lo que Uds. le prestaron...
vecino dos: ¿donde vive esta mujer?
yo: atrás del canal 13 (en la loma del culo hay que doblar a la derecha y seguir hasta la concha de la lora, para que entiendan los que no son de acá)...
Moraleja: el que ríe último ríe mejor (me fui cagandome de risa de los que hablaron mal de mí y fueron abrochados por la cuidadora)
uptade: Esto parece una fábula de Esopo...

Publicar un comentario