miércoles, 6 de septiembre de 2006

auto

Ayer por la tarde, bajaba por la escalera hacia el garaje -que también es salida del edificio donde vivo- y al pasar frente a mi auto... oh!!!, cáspita!!!, rayos y centellas!!! y la reconcha de la lora, algún fucking boludo de los que viven aquí, chocó mi cochazo y me rompió la luz de giro. Cuando salgo a la calle manejo con extremo cuidado para no chocar; y ahora tengo que aguantar que algún boludo me venga a romper la luz de giro del auto estando parado y además guardado en el garaje del edificio. Además, como corresponde a este tipo de situaciones, al hacer las averiguaciones pertinentes, nadie fué... en fin... como dice la gente aquí en Corrientes... ¡¡¡Que tá le vamo a hacé!!!... Pero 13 años había estado puesta esa luz ahí, era la original que vino con el cochazo y ahora la tengo que jubilar por culpa de un infeliz incordinado motriz que al sacar su moto (nuevamente como dicen aquí) “le encajó una” a mi pobre luz de giro.- Buéh, me voy al pami a ver como anda el tema de mi abuela, a ver si con la caminata se me pasa un poco, porque ahora que escribí lo que pasó y me acordé ya estoy recaliente de vuelta.-

Publicar un comentario