miércoles, 21 de junio de 2006

vericuetos

En estos dos días trabajé mucho, acumulé tantos archivos que me quedé con cuatro megas en el disco rígido, comencé otro blog sobre educación y sociedad, para una señora que conocí en un ciber, denuncié nuevamente al baterista a la policía esta vez, ya que la gente de ruidos molestos de la municipalidad tenía el teléfono descolgado porque estaban pasando el partido argentina – holanda, todavía no lo puedo enganchar con la medición del inspector. Me saqué de encima, por suerte a un cliente al que le regalé un trabajo que al final no hizo. Sigo estudiando para el curso de Linux. Me intimaron legalmente a pagar $ 148 por el seguro del auto. El dolor de espalda me está matando. Ayer me llamó la señora que cuida a mi abuela para que vaya urgente, porque mi abuela tenía un dolor al costado, salí recontracagando y al final no era nada. En fin, no tengo un segundo para descansar.-

Publicar un comentario