viernes, 3 de marzo de 2006

Chaco

Por esos vericuetos que tiene la vida, esta mañana muy temprano, tuve que llevar a mi esposa a resistencia, (40 km. desde mi hábitat), y como viene al caso aclarar, no tengo ningún problema en manejar, me gusta la sensación de conducir un auto, hace muy poco que aprendí a hacerlo y por eso todavía estoy en la parte del descubrimiento y la novedad... el asunto es que tomamos por la avenida 3 de abril, para subir al puente general Belgrano, yo conduciendo en un estilo muy cercano a lo que podríamos llamar “bananaman”, ventanilla totalmente abierta, codo apoyado en la misma, disfrutando la brisa mañanera, volante controlado por la mano derecha, cruzamos el control policial... "buenos días, señor agente"... tres metros más adelante unos caños finitos entre medio de los cuales tenía que pasar, una geografía que no difiere mucho de la de cualquier control por lo que no me llamaron particularmente la atención, y de pronto una fina llovizna me moja la cara, y los brazos... las ideas se encadenaron en mi mente y estallaron como latigazos... aftosa... cierto! ... corrientes está en cuarentena ... cierto!! ... fumigan a cualquier auto que salga ... cierto!!! ... mierda!!!!, tendría que haber cerrado la ventanilla ... CIERTO!!!!!

Publicar un comentario