miércoles, 29 de marzo de 2006

ventilador

Estos días estoy muy cansado, pero no vencido… hoy he cultivado mi hombría de bien comportándome como un buen marido y he puesto el ventilador de techo que con mi esposa compramos hace más o menos unos cinco años… el maldito trasto estuvo toda la tarde ocasionando problemas, y resulta ser que tanto tiempo estuvo tirado recorriendo todos los rincones del departamento, que se perdieron las paletas, así que ahora tengo una bonita bocha (aparato donde irían enganchadas las paletas) que gira a distintas velocidades colgada del techo, una de las ideas que se me ocurrió es cubrirla de espejos, así transformo mi living comedor en una disco de los 70. Espero no haber tirado accidentalmente las paletas y que mañana aparezcan, caso contrario se viene la disco con la música de los bee gees

Pd: vaya un enorme agradecimiento a C! que sufrió toda la tarde con las desavenencias de un ventilador insolente…

Publicar un comentario