martes, 14 de marzo de 2006

vecindad

Mi edificio está muy mal ubicado en esta ciudad. Ya expliqué anteriormente el tema del corso. Además al lado, hay un galpón que sirve de depósito de carnes, al cual viene un camión a las cinco de la mañana, cargan los productos cárnicos, es decir que durante una hora hay un quilombo infernal y luego se vá. Además el sereno es un infradotado que está todo el día escuchando música pesada, tipo rammstein, del que solo me separa una pared. Luego seis treinta más o menos, viene un viejo enfermo de la bocina, que maneja un minubus repartidor de escolares a buscar a la nenita del 3º A, señor con el que he cruzado algunas palabras en conversaciones tales como: “Buendía”…”Viejo hijo de puta, porque no te vas a tocarle bocina a la concha de tu hermana”. A las siete de la mañana el otro vecino se va a trabajar, y sale de su casa por un pasillo pegado al edificio, con dos perritos que le ladran todo el trayecto y se quedan ladrando los 20 minutos que tarda el colectivo en llegar y llevarse al sujeto. Dejo para otro post las historias de la gorda chota que pasea por el barrio su rottweiler , atado con un hilo de coser, para que cague en la vereda de los vecinos unos soretes cuasi humanos.- En definitiva un barrio hermoso…

Publicar un comentario