jueves, 9 de marzo de 2006

Solo a mí...

Resulta que estoy nuevamente a la búsqueda de alguien para cuidar a mi abuela. La chica que había contratado resultó un poco menos responsable de lo que yo esperaba, aunque para ser justos, debo reconocer que sirvió a su propósito… Ahora está totalmente relajada, ya no caminan más, se la pasan durmiendo, y comenzó sus clases, lo que me lleva a tener que hacerme cargo yo de los cuidados de mi abuela a partir de las 17:00 hs. hasta las 24:00 hs., cosa un tanto oprobiosa y conflictiva. Nuevamente Any me comenta de otra chica, todo venía perfecto, no tenía donde vivir, no tenía trabajo, y está en una situación económicamente desesperante, para mí casi un anillo al dedo. En la charla para conversar sobre el sueldo y todo eso, ella me dice que tiene solo un pequeño detalle, está embarazada… yo, a riesgo de llevarme un clavo de novela, le digo que no es inconveniente, y que igual la voy a tomar, que venga. El trabajo es temporario, la pregunta luego es ¿Cómo dejo sin trabajo a alguien así?, creo que legalmente no lo puedo hacer, y no solo es sin trabajo, sino que tampoco sin vivienda, a los ojos escrutadores del mundo represento el tipo más hijo de puta del universo. Para no ser tal, y como yo aparento ser más bueno que bono, no me podía quedar atrás, y por tal he llamado a cáritas arquidiocesana y de ahí me han derivado a unos programas de desarrollo humano para chicas en su situación… ya veremos que pasa…

Publicar un comentario