miércoles, 10 de mayo de 2006

policiales

Acabo de pasar momentos de gran tensión en un dramático episodio que me ha tocado vivir en las inmediaciones de mi barrio, mi vecino, (el baterista, aunque ahora no lo tengo muy en claro si toca el o solo es música) contra el que he puteado ya algunas veces en este blog, decidió que era una buena hora para la música a todo volumen las 12:00 de la noche. Pertinentes golpes a la pared (solo una pared nos separa), primero con la mano y luego con el martillo, bajé a tocar su timbre (los dos estamos en un primero piso), y… ni cinco de pelotas!!!, en eso, agente policial en motocicleta que muy amablemente paró, sugirió que llame al 101. Llamé al 101 y se hicieron presentes en menos de cinco minutos una camioneta con cuatro policías, me atendieron amablemente y también, amablemente tocaron timbre a mi vecino para decirle que baje la música, no apareció por la vereda, se hizo el boludo pero se percató de que estaban las fuerzas vivas e inmediatamente bajó el bochinche… los policías muy comprensivos de la situación en todo momento, me sugirieron llamar al 434610 (tomen nota amigos) que es el teléfono de ruidos molestos, para que le apliquen una multa, cosa que pienso hacer a la brevedad. Luego comentaré en que queda todo esto.-

Publicar un comentario