sábado, 25 de febrero de 2006

aguantadero

Si, otra vez los mal pensados acertaron, voy a hablar de sexo… llamen a la policía, llamen a la policía *… el punto es que hoy leyendo la revista ñ nro. 123, la neurona babosa me hizo click, para concluir fehacientemente que el sexo a los hombres, nos anula el pensamiento, … llamen a la policía, llamen a la policía *… a alguien alguna vez se le pasó por la cabeza pensar sobre el hecho de que las parejas de lesbianas jamás son como ese par de hembras ardientes que el imaginario común estandarizado en base a una imagen adquirida de infinidad de películas pornográficas…. llamen a la policía, llamen a la policía *… las que personalmente conozco son distintas, mujeres de pelo corto, nada sensuales, en fin, alguien con quien jamás, de solo verlas, consideraría la posibilidad o el hecho de que sean seres sexuales… llamen a la policía, llamen a la policía *… y digamos etcétera, porque esto da para mucho… En otro orden de cosas, no puedo evitar que seres extraños se acerquen a mí… a la vuelta de mi edificio hay un pensionado, solo digno para ir a emborracharse, habitado por grotescos travestis, simil aguantadero… llamen a la policía, llamen a la policía *… solo fructífero para vivir en el, si el sueño de tu vida es ser escritor y ser reconocido por una obra póstuma… Bueno, ahí vive Raul… quién tiene… o mejor, no tiene una mano, y le falta la mitad de la otra, personaje contradictoriamente toquetero… llamen a la policía, llamen a la policía *… acude a mí con los planteos más irracionales, pregunta cosas como por ejemplo: “¿Qué hago con mis hijos?”, y concluye como quien ha descubierto el secreto de la construcción del templo: “Todo es plata”… vive su vida cruelmente borracho… llamen a la policía, llamen a la policía *… ¿Porqué no puedo zafar de este tipo de cosas?... ¿Porqué no quiero zafar de este tipo de cosas?....
* Debe leerse como si lo pronunciara una vieja disfrazada de momia en silla de ruedas, resentida porque no la dejaron participar de los últimos tres días del corso…

Publicar un comentario