domingo, 19 de febrero de 2006

El bloggista

Creo que a todos nos pasó, por lo menos una vez en nuestras vidas nos encontramos con algún amigo, con menos onda que un zapato, que nos dice algo así: “Esto del blog… ¿que onda?, no entiendo… ¿te volviste loco?, no entiendo… ese post que leí… no sé… ¿viste?”. Cosa que, creo, a todos los bloggistas nos causa gracia, principalmente porque el bloggista entiende… y entiende tanto, que entiende que haya personas que no entienden porqué el bloggista entiende… y sobre ese post ¿viste?..., si Einstein, Mahoma o el Gauchito Gil se vieron imposibilitados de no dejar de cumplir con sus abundantes necesidades fisiológicas… ¿porqué el bloggista tiene que escribir post espectaculares todos los días?, ¿acaso existe una ley universal que diga: “Tus post deben ser geniales”?, no… así que también nos es permitido escribir post pedorros y bien chotos… Un blog existe solo porque el bloggista es un exhibicionista nato, o tiene una gran necesidad de catarsis, o ¿que se yo?… personalmente no se me dá por salir en bolas al balcón, y menos viviendo frente a una escuela primaria… tal vez conmigo funcione lo de la descarga de estrés… no hay una razón para un blog… son millones… un blog es vida, y como tal, anda a los tropiezos todos los días… la vida del bloggista no es perfecta…
En este momento Dante se para y se vá, incrédulo de que haya alguien que lo conoce tanto como para afirmar esto último…

Publicar un comentario