martes, 21 de febrero de 2006

cable

Así estamos, ahora están los fucking instaladores del fucking cable, que vinieron a las fucking tres de la fucking tarde… motherfuckers… el otro fucking día cuando me lo instalaron a mí, era un fucking sábado a las fucking 11:00 am, lo que marca una sutil fucking diferencia con un fucking lunes a las fucking 3:00 pm. (post mortem), hora de hacer la fucking siesta, estoy con todas las facultades alteradas… encima los instaladores vienen en yunta, uno es mister martillo y el otro traladroman, te revientan todas las paredes en dos patadas, encima aseguran el cable como para colgar de el una locomotora…
Y ya que estamos, recomiendo el grido batido de la heladería que está por calle brasil casi Irigoyen, por tres pesitos te dan un milk shake con buena onda…

Publicar un comentario