viernes, 10 de febrero de 2006

Playa y cuidados


(Nota: Puede que la imagen y la playa donde estuve en realidad, no coincidan)
Una niña descalza anda en la playa
Como gota de lluvia sobre la zarza
Los aldeanos se van durmiendo
Toda estrella fugaz conoce su nombre
Así como el agua viaja
Conociendo el aire del lugar
Y hoy por fin la inmensidad fue el bien
Y hoy por fin la inmensidad fue tibia y fugaz como el sol…
Spinetta en un premonitorio sueño sobre “mi” tarde de ayer en la playa, solo que era imposible dormir como los aldeanos, con la música brasilera que te destrozaba los oídos, y el sol no fue ni tibio ni fugaz, a las dos de la tarde te quemaba hasta la concha de la lora y hoy estoy pagando el precio de mi osadía…
En otro orden de cosas, comento que… estoy muy entusiasmado, porque conseguí una nueva cuidadora para mi abuela, es evangelista, y se ajusta más o menos a lo que andaba buscando, vengo a un promedio de recambio de una cuidadora por mes, y todas quedan con severos problemas nerviosos… podría escribir otro blog entero sobre mi abuela y sus cuidadoras… espero que esta resista un poco más y todos comprenderán el porqué de mi esperanza, como ya lo dije, es evangelista y esto es un gran aliciente, más allá de las implicancias religiosas, creo que es gente muy centrada, o por lo menos tiene algunos intereses un poco más elevados que el resto, así que ya veremos….

Publicar un comentario